Miércoles 26 de Julio, 2017

Los jóvenes de la diócesis preparan el Sínodo intensamente

Juventud

Más de 250 jóvenes de nuestra diócesis están preparando ya su colaboración para el próximo Sínodo de los Obispos que tendrá lugar en 2018. Son muchos los grupos de parroquias, colegios, cofradías, movimientos,…que se están reuniendo y están hablando sobre las cuestiones que les plantea el Papa.

Han participado ya el colegio San José Virgen de la Palma y el colegio Puerto Blanco de Algeciras, colegio Grazalema y Guadalete de El Puerto de Santa María, Colegio SAFA de Alcalá de los Gazules, colegio Providencia Sagrado Corazón y colegio Juan Pablo II - San Pedro de la Línea, colegios nuestra Señora del Carmen y Compañía de María de San Fernando, Parroquia San Juan Bautista de Chiclana, Parroquia San José Artesano de San Fernando, Parroquia María Auxiliadora de Puerto Real, y Agrupación Parroquial de la Divina Pastora de Chiclana.

Está siendo una experiencia muy positiva para los grupos que quiere que su voz, sus inquietudes, sus ilusiones lleguen al mismo Papa Francisco.

Pepe Vilas - Cenáculo San Fernando

El pasado viernes 26 de mayo, en la reunión semanal del grupo de jóvenes del Cenáculo que se reúne en la parroquia de San José Artesano de San Fernando, comenzamos a tratar los temas propuestos por la Delegación de Juventud de nuestra Diócesis para prepara el próximo Sínodo sobre los jóvenes que ha propuesto el Papa. Preguntas sobre si los jóvenes se sienten escuchados por la Iglesia, si encuentran en ella un espacio, en qué grupos se encuentran más cómodos…fueron algunas de las que pudimos contestar. Para nuestro grupo está siendo una oportunidad verdaderamente hermosa para descubrir que nuestra Madre la Iglesia, encabezada por nuestro primer Pastor, se preocupa por conocer nuestra situación en la misma. Y no solamente dónde estamos y qué hacemos, sino también cuáles son nuestras aspiraciones, nuestras inquietudes, identificar los principales obstáculos que a menudo pudiéramos encontrar a la hora de poner en práctica nuestras iniciativas o proyectos.

Es una oportunidad también de hacer un examen de conciencia de carácter práctico, un momento de revisarnos a nosotros mismos y plantearnos si estamos asumiendo nuestras responsabilidades en pos de la evangelización, o si por el contrario no estamos trabajando al respecto, diferenciando en tal caso si la falta de eficacia viene causada por falta de recursos o permisividad a nivel institucional o simplemente por desinterés nuestro,  de los jóvenes.
Esta labor está siendo verdaderamente provechosa e interesante, y al concluirla estoy seguro de que todos seremos más conscientes de dónde estamos y hacia dónde vamos en realidad.

Pilar Moyar López, Jefa de Estudios Centro Jesuita SAFA LAS LOMAS, Vejer de la Frontera

Los jóvenes del Centro Jesuita SAFA LAS LOMAS, de Vejer de la Frontera, agradecen la invitación del Sr. Obispo, D. Rafael Zornoza Boy, para participar en el próximo Sínodo de los Obispos a través de unas cuestiones que parten del mismo Papa Francisco y a las que han dado forma desde nuestra Diócesis. Ya han comenzado con las primeras reflexiones individuales y pronto pasarán a la puesta en común, el debate y envío online de sus conclusiones en lo que conformará una pequeña aportación de la voz de los jóvenes, que el Papa Francisco quiere escuchar. La premura del envío hace que estos jóvenes busquen con interés momentos para ello, pues el 1 de septiembre finaliza el plazo para realizar estas aportaciones.  Agradecemos a la Iglesia habernos facilitado esta labor que gustosamente han recibido todos nuestros jóvenes.

Margabel Blanco, Grupo Joven del HOGAR DE NAZARET

Los grupos de jóvenes del Hogar de Nazaret, comenzamos el pasado 2 de junio  a trabajar en el cuestionario del Sínodo para los jóvenes. Cuando supimos que se convocaba, muchos de los jóvenes no sabían que era un Sínodo, ni mucho menos que esa palabra tan rara les influyera o implicase en algo. Antes de que pudiéramos ver el material con el que trabajaríamos pensábamos, ¿un cuestionario? Si es un cuestionario será tarea fácil, no nos llevará más de 5 minutos. Y nos decíamos… si además trata de los jóvenes, ¡¡trata de nosotros!!…

Nuestro trabajo semanal preparando el Sínodo comienza con la lectura y comentario de los temas preparatorios, y después nos lanzamos de lleno con el cuestionario.

Hemos intentado hacer uno por día, pero ha sido imposible, algunas preguntas han dado mucho juego. Todos tenemos mucha ilusión con este Sínodo. El trabajo está siendo enriquecedor, conoces las opiniones de los jóvenes de tu grupo, también nos está ayudando a conocernos a nosotros mismos, pues algunas de estas preguntas nos las estamos formulando por primera vez, así mismo nos está ayudando a esclarecer nuestras ideas y opiniones, a ver la realidad de nuestra relación en nuestro grupo y parroquia.

Pensábamos que con este trabajo eramos nosotros quienes ayudábamos a la Iglesia, que a través de la voz de nuestro querido Papa Francisco quería conocer todo sobre los jóvenes, nuestras vidas, relaciones, nuestras inquietudes y desafíos, pero somos nosotros quienes salimos recompensados con todo este trabajo.

Desiré Villegas, GRUPO DE JÓVENES PARROQUIA SAN JUAN BAUTISTA, Chiclana de la Frontera

¡Cumpliendo con el desafío propuesto por el Papa! Así podríamos resumir lo que durante dos semanas hemos estado haciendo en nuestro grupo de jóvenes de la parroquia de San Juan Bautista de Chiclana de la Frontera. Con vistas al próximo Sínodo que se llevará a cabo, y cuyo eje fundamental somos los jóvenes, no podemos hacer más que reunirnos y cumplir con aquella tarea que él nos ha pedido. Responder a las preguntas planteadas no siempre es fácil, pero al hablar sobre la Iglesia, nuestra misión en ella, la vocación, la evangelización y otros temas de actualidad, hacen que podamos conocernos mejor entre nosotros y unir lazos, convirtiendo un grupo tan heterogéneo, en un hervidero de juventud “con las botas puestas” dispuestos a evangelizar donde haga falta. Así dejamos de ser “jóvenes de sofá” como nos pidió el Papa Francisco en la pasada Jornada Mundial de la Juventud. El Sínodo también nos está sirviendo para amar un poco más a la Iglesia y pensar de forma crítica sobre el mundo que nos rodea. ¿Estás dispuesto tú también a asumir el desafío?
 

Compartir artículo

Sigue informado en